top of page

5 lecciones sobre la vida como emprendedor que no aprendes en la escuela



El éxito puede significar desaprender todo lo que le enseñaron cuando era niño.


A medida que nos enfocamos en continuar elevando a los empresarios de todas partes del mundo y de todos los orígenes, estoy reflexionando mucho sobre cómo los empresarios no tradicionales pueden hacer realidad sus sueños. A veces eso significa desaprender lecciones que nos enseñaron en la escuela. El día que te gradúas y entras en el mundo profesional, no hay ningún manual de instrucciones esperándote.


1. Tus ganancias no siempre serán lineales

Como estudiantes, se nos dice que si estudiamos lo suficiente, aprobaremos el examen, y que si entregamos todas nuestras tareas, obtendremos el crédito completo. En la escuela, tiendes a sacar lo que pones, a menudo de una manera muy predecible y medible. Usted sabe que x cantidad de preparación probablemente le dará una calificación en el examen.


En el espíritu empresarial, a menudo ese no es el caso. Puedes trabajar increíblemente duro y aun así no ver resultados, y viceversa. Algunas oportunidades pueden caer en su regazo y pueden sentirse como una situación de "lugar correcto, momento correcto". Otras oportunidades pueden evadirte por completo sin importar cuánto te esfuerces por alcanzarlas.


2. El rechazo formará parte de tu rutina habitual

Si eres un estudiante motivado y estás acostumbrado a obtener un resultado positivo constante de tus esfuerzos en la escuela, el rechazo es difícil de aceptar al principio. Pero la gran mayoría de las personas a las que tratas de vender, ya sean consumidores, compradores o inversores, dirán que no. Esa es la naturaleza del espíritu empresarial. El rechazo es normal y constante.


3. No le gustarás a todo el mundo, y eso está bien

No importa quién seas, qué hagas y cómo trates a las personas, habrá personas a las que no les gustarás. Eso no significa que sugeriría cambiar tu actitud hacia las personas o alejarte de la bondad. Pero también tienes que aceptar que, independientemente de cuán virtuoso, cálido o tolerante aspires a ser, habrá personas a las que simplemente no les agradarás. ¡Y eso está bien!


Esto no solo es una realidad, sino que también es perfectamente aceptable. No hay nadie en este planeta que guste a todo el mundo. Y cuanto más éxito pueda disfrutar, es decir, una organización más grande o más exposición en la comunidad empresarial, la cantidad de personas a las que no les agrada podría crecer, simplemente porque aumenta la cantidad de personas que lo conocen.


4. Gestionar personas es tan importante como gestionar tu trabajo

En la escuela, nos enseñan a centrarnos en nuestros propios flujos de trabajo. Gran parte de nuestra formación como jóvenes se trata de ser excelentes en las materias en lugar de ser excelentes en la delegación, la cohesión del equipo y la gestión del equipo.


La gestión de personas es tan importante, si no más, que su cartera de trabajo. Esto no solo se refiere a sus informes directos: también se trata de relaciones interpersonales profesionales y de gestión de una manera que maximice la creación de valor entre todas las partes.


Esto es especialmente cierto para los empresarios. Cuando construyes una organización, te conviertes en un líder de líderes. Su trabajo es permitir que toda la organización florezca y su primera línea de defensa son los líderes que le reportan.


5. Sé tu mayor campeón

No importa la edad que tenga o cuánto de su carrera le quede por delante, lo importante que debe recordar es que está bien tener preguntas. Está bien no saber cómo hacerlo todo. La clave es nunca dudar en levantar la mano, dejar ver tu trabajo y estar dispuesto a desaprender ideas que ya no te sirven.


Referencia: Entrepreneur


ESTUDIA EN LA ESCUELA SUPERIOR DE NEGOCIOS ¡SIN IMPORTAR DÓNDE ESTÉS!



Whatsapp: Click en la imagen o digita +52 81 1783 2250




12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page