• michelle6427

4 consejos para administrar las ganancias de tu negocio


Si te ves identificado en algunos de los siguientes puntos, te animo a que trates de seguir mejorando el modo en el que administras el dinero en tu negocio.


Consejo #1. Cuentas por separado.

Debes a toda costa evitar mezclar el dinero del negocio y el que gastas para mantenerte a ti y a tu familia.

¿Por qué?

Si mantienes el dinero bien registrado por separado, evitas confusiones y sabes el propósito de cada centavo.

Te libras de dolores de cabeza y errores a la hora de hacer tus declaraciones de renta y pagos de impuesto, si llevas un buen registro de los ingresos y gastos del negocio, no tendrás inconveniente, y tu contador podrá hacer bien su trabajo con datos bien llevados. A veces por tener un desorden, podemos caer en tener que pagar grandes cantidades de dinero en impuestos por algún error cometido.

Proteges tu patrimonio, ya que no comprometes deudas y gastos provenientes del negocio con tus finanzas personales.


Algunas recomendaciones

Ten cuentas bancarias separadas, usa una(s) para el negocio y otra(s) para tus finanzas personales. Inclusive: si tienes que pagarte a ti mismo, trasfiere o deposita tu salario de una cuenta a la otra, para que todo quede registrado.

Lo que me trae a la segunda recomendación, págate un salario, sí, así como lo oyes, tienes que pagarte a ti mismo, las ganancias que hagas con el negocio no son todas para tu uso, el negocio de por sí tiene sus propios gastos, deudas en caso que las tengas, ahorros, en fin, debe ser totalmente autosostenible. Si tu negocio aún no está en condiciones para pagarte un salario como el que quisieras, no importa págate lo que puedas, sé que al principio es mucha inversión y poco retorno, pero no te desanimes, es normal, claro siempre y cuando estés administrando todo bien y veas que cada mes vayas monitoreando tus objetivos iniciales y proyecciones.

Edúcate lo más que puedas en finanzas. Es importante poder saber manejar nuestros números, conocer que significan y cómo podemos usarlos para nuestro beneficio.


¡Tus números, son tus mejores aliados!

Si usarás parte de tus ahorros para financiar tu emprendimiento o algún proyecto en específico, decide la cantidad anticipadamente. Establécete un límite de dinero fijo que vas a invertir en el negocio, evalúa el riesgo y el retorno del dinero a tus cuentas personales.


Consejo #2. Dale Propósito a cada centavo.

No importa en qué mes del año te encuentres cuando estés leyendo esto, haz tu planificación financiera anual, donde incluya tus ventas, tus costos fijos, tus costos variables, tus costos de producción, etc.

En base a tu planificación define tus prioridades. En qué debes invertir primero.

Definir objetivos que sean específicos, realistas, medibles, temporales (con fecha de cumplimiento).


Consejo #3. Buen uso a los fondos del negocio.

Quiero recalcar nuevamente en este punto, porque creo que nos cuesta mucho, como propietario(a) de tu negocio, puedes verte tentado a considerar todas las ganancias como si estos fuesen ingresos personales, pero no lo son, no debes verlo de esa manera, esto te podría traer otros tipos de problemas.

Por ejemplo, digamos que decides solicitar un crédito con el negocio como garantía, pero resulta que llega un momento en que no puedes pagarlo, pondrías tu negocio en riesgo, tu inversión, tu capital y tu fuente de ingresos.

Algunas recomendaciones para evitar caer en este punto:

Al momento de considerar adquirir una nueva deuda, cotiza varias opciones de financiamiento, escoge el que más te convenga.

Asegúrate que la mensualidad no afecte o comprometa de gran manera tu presupuesto. – El del negocio.

No pidas más de los que necesitas, utiliza el dinero solo para los gastos del negocio, no para nada personal.

Deja claro los propósitos de algún excedente a tus ingresos, si el negocio te arroja más dinero del que esperabas, dicho dinero debe ser para ahorrar, reinvertir, o pagar deudas más rápido. No para pagarte un salario más alto, ya tu salario debe estar pactado como para de los costos fijos mensuales.


Por último, un consejo BONUS.

Si todo está bien y en orden con tus finanzas personales, podrás dedicarle más tiempo, esfuerzo y capacidad mental para seguir haciendo crecer tu negocio. ¡Nos gastes más de lo que ganas!

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Escuela Superior de Negocios de Monterrey

Exprésate

Accesos Directos

Únete a nuestra comunidad

  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube
Whatsapp Icono.png

©  2021 DERECHOS RESERVADOS ESCUELA SUPERIOR DE NEGOCIOS DE MONTERREY

AVISO DE PRIVACIDAD

POLÍTICAS DE PRIVACIDAD

TÉRMINOS  DE USO

ESUNM