top of page

Aplicaciones de la inteligencia artificial en la vida cotidiana

Actualizado: 5 abr 2022


El Foro Económico Mundial recientemente describió a la IA como un impulsor clave en la Cuarta Revolución Industrial.


A pesar de que algunas tecnologías de Inteligencia Artificial (IA) existen desde hace más de 50 años, y su crecimiento en los últimos tiempos es -por decir lo menos- exponencial, hay aún multitudes que no reparan necesariamente en su relevancia y enorme utilidad en la vida cotidiana.


El Foro Económico Mundial recientemente describió a la IA como un impulsor clave en la Cuarta Revolución Industrial, y aquí tienes algunos ejemplos del porqué.


Teléfonos inteligentes

Uno de los dispositivos en el que casi todos pueden diariamente atestiguar los beneficios de la IA es el teléfono inteligente, ya que incluso en zonas económicamente menos favorecidas este aparato no es ajeno. Ahora, el texto predictivo es quizá el ejemplo más constante sobre la IA en estos dispositivos, puesto que son múltiples las plataformas en las que escribimos, dictamos o texteamos. Así, los algoritmos detectan las palabras más comunes para hacer sugerencias o sustituirlas cuando erramos.


Hacen lo propio los asistentes de voz que se alimentan con cada frase que les compartimos, pero también con aquéllas que el sistema “aprende”, mientras simplemente está a nuestro lado en un día cualquiera.


Tampoco es tecnología de élite el desbloqueo con el uso de datos biométricos, que van desde la simple huella dactilar a procesos más complejos como lo es el FaceID de Apple. El reconocimiento facial puede generar una imagen en 3D a través de más de 30 mil puntos infrarrojos, que posteriormente serán leídos para determinar si la persona que intenta desbloquear el teléfono es o no la autorizada. La herramienta presume que la posibilidad de engañarla es de una entre un millón.


La gente se informa a través de los teléfonos móviles, así que ciertas aplicaciones de IA ya pueden detectar desinformación al extraer datos de las redes sociales, detectar palabras sensacionales o alarmantes e identificar qué fuentes en línea se consideran autorizadas y confiables. Un tema al cual seguirle la pista.


Correo electrónico

Antes de las redes sociales, que crecen o se mantienen, además de multiplicarse, el correo electrónico ya era un aliado. Un poco opacado por aquéllas, es evidente que esos mensajes siguen vigentes, y dan vida a toda la industria del mailing, aún muy vigorosa. La IA es una parte fundamental. A veces no notamos que programas como Grammarly y Spell Check se activan cuando uno redacta un texto para escribirlo con menos errores. Se trata de IA pura que se combina con otras utilidades.


Los filtros, como aquél de lo no deseado, usan los algoritmos para bloquear los correos electrónicos sospechosos de ser indeseables o identificar otros como algo que a su destinatario le gustaría recibir. Google afirma que el filtrado impulsado por IA evita que más del 99 por ciento del spam ingrese a la bandeja de entrada.


Ahora, para quienes dependen de la publicidad a fin de existir, la IA dentro de los correos electrónicos es indispensable para llegar a un público específico con mayor probabilidad de interés y potencial compra.


No obstante, no es ocioso recordar que la transparencia en esos procesos, combate a los vicios y el interés por mantener sin daño los intereses de los usuarios son temas en los que no se debe claudicar, de manera individual y/o colectiva.


Medicina

La medicina es un campo donde la IA ha venido a representar un parteaguas que implica desde obtener cuáles serían los mejores tratamientos para un padecimiento determinado, hasta contar con información completa y adecuada para salvar vidas. Los datos clínicos y su interpretación superan en tiempo la capacidad de los médicos para analizar las distintas variables y lograr diagnósticos precisos.


En consultas es un apoyo para que los médicos reconozcan una infección o la presencia de cáncer a partir de una tomografía computarizada. También para rastrear la propagación de la enfermedad.


En la actual pandemia de Covid-19, la IA ha sido utilizada en imágenes térmicas en aeropuertos y en otros lugares a manera de filtros para prevenir contagios, de igual forma para hacer proyecciones y determinar qué zonas son más o menos afectadas, datos particularmente útiles para las decisiones gubernamentales, incluso, en la aplicación o no de confinamientos.


Automóviles increíbles

Cada día, más automóviles utilizan funciones de seguridad impulsadas por IA. La Unión Europea, por ejemplo, ayudó a financiar VI-DAS, sensores automatizados que detectan posibles situaciones peligrosas y accidentes. Además, la IA está empujando con fuerza la construcción de vehículos autónomos, aunque en este rubro todavía hay camino por recorrer, puesto que hay antecedentes de algunos incidentes mortales.


Banca en línea

Los sistemas bancarios y financieros de hoy funcionan, fundamentalmente, sobre la IA, pero no sólo para facilitar las transacciones, sino en la prevención de fraudes. Las instituciones ofrecen la verificación de cheques para que, a través del escaneo QR, se pueda recibir una alerta de saldo bajo. Si se visita una tienda y se adquiere ropa, comestibles o un regalo, la IA ya verifica si la compra es una transacción “normal” para validar o rechazarla por temor a que alguien no autorizado esté usando la tarjeta de crédito o débito. Los ataques e intentos de fraude tienen en la IA a un defensor cada día más robusto para hacer esas actividades confiables y seguras.


Fábricas

Las fábricas se dirigen cada vez más a basar su labor en la IA, con todos los beneficios, riesgos y retos que ello conlleva. Según un estudio internacional del Boston Consulting Group, “La IA en la fábrica del futuro” (“AI in the Factory of the Future”), el 29 por ciento los encuestados considera que este tipo de inteligencia es el principal motor de la productividad, ya que puede llegar a reducir los costos de producción en un 20 por ciento. Como resultado, el 87 por ciento de los profesionales entrevistados afirma querer instalar soluciones de IA en sus fábricas durante los próximos tres años.


Como puede observarse, IA no es un tema de ciencia ficción. Llegó para quedarse y ocupar cada día más espacios en gran parte de lo que hacemos y somos.



Referencia: Forbes



ESTUDIA EN LA ESCUELA SUPERIOR DE NEGOCIOS ¡SIN IMPORTAR DÓNDE ESTÉS!


Whatsapp: Click en la imagen o digita +52 81 1783 2250


36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page