• michelle6427

6 habilidades clave para líderes primerizos


Organización y Gestión del Tiempo


En ocasiones empezamos por aquí. Suele ser prioritario tener una claridad mental que ayude a calmar tu ansiedad con todo lo que tienes que hacer. Como nuevo líder necesitas tener claras cuáles son tus nuevas responsabilidades y objetivos, y qué porcentaje de tiempo requerirán cada una de esas nuevas responsabilidades. Dependiendo del puesto y de la empresa, suelen  variar los porcentajes destinados a gestionar el equipo, a seguir haciendo trabajo técnico y ejecutivo. E incluso a realizar tareas comerciales, como veremos más adelante. Lo que sí es cierto, es que necesitas una visión clara y global de cuáles son los resultados que necesitas conseguir en este nuevo rol. Así que, sino te lo han indicado tus superiores, te recomiendo que realices tú, esta composición de lugar y lo valides con ellos.


Por supuesto, será muy importante que actualices tus técnicas de gestión del tiempo para organizar proyectos, cambios e innovaciones. Acostúmbrate a trabajar utilizando la planificación inversa e identificar todo lo que has de hacer para conseguir el resultado final. En la planificación inversa, se tiene en cuenta la fecha final de consecución y se van organizando todos los pasos necesarios hasta llegar allí. Ser eficiente y optimizar tu tiempo va a ser la clave de que trabajes con mayor tranquilidad y seguridad


Mentalidad de líder y alineación con valores de la empresa

Sí, esta puede que sea una de las habilidades que veo que más cuesta. Los líderes primerizos suelen salvaguardar posibles conflictos con su nuevo rol, asumiendo una mentalidad que no ayuda. Es decir, “procuraré ser un compañero más”. Mmm, no. Este no es tu nuevo rol.


Se te ha promocionado para que destaques entre tu equipo. No porque lo hagas mejor (que puede que también) sino porque tienes unas habilidades personales que tienen potencial en tu nuevo rol de líder. Y es importante que lo asumas cuanto antes. Recuerda que una persona tiene talento cuando es capaz de demostrar y poner en práctica tanto sus habilidades como la mentalidad adecuada para conseguir resultados. Si tienes las habilidades pero tu mentalidad es la de antes, será difícil que desempeñes con talento tu nuevo rol.


Capacidad de reflexión y de flexibilidad cognitiva

La capacidad de reflexionar de manera flexible es posiblemente una de las habilidades más olvidadas de los líderes primerizos y de los que no lo son tanto. Se suele olvidar incluir en la agenda “tiempo para pensar”. También forma parte de tu trabajo. En muchas ocasiones encontrarás, que parándote a pensar puede ser más eficiente en tu trabajo. Puede ocurrir que en tu anterior rol, fueras muy rápido en tu trabajo, hiperactivo si cabe. Pero ahora no es el caso. Nuevamente no es tu rol. Ser flexible cognitivamente implica habituarse a reflexionar para optimizar esfuerzos e implicaciones. Tanto tuyos como de tu equipo.


Te encontrarás en situaciones tú mismo y con otras personas de tu equipo, clientes, etc., en los que la flexibilidad cognitiva será tu mejor ayuda. Ser flexible cognitivamente te permitirá moverte en un mundo de posibilidades y de apertura mental. Para desarrollar esta habilidad necesitarás ocupar cierto tiempo en reflexionar y aprender a ver las cosas desde diferentes perspectivas. Sin que ninguna de ellas sea la mejor y la única opción.


Inteligencia Conversacional

Sí, conversar de la mejor forma posible teniendo en cuenta la situación, los implicados, las mejores emociones y los resultados que quieres conseguir, sin duda será tu mejor herramienta para liderar. Es la vía que utilizarás para liderar a tu equipo. A través de las conversaciones tendrás la posibilidad de crear conjuntamente nuevos retos, nuevos aprendizajes y nuevos resultados.


Técnicas de Feedback de Desempeño

Recuerda el feedback es uno de los mejores métodos de aprendizaje. Aprovéchalo bien. Ten en cuenta que para que sea efectivo, necesita proporcionarse cuanto antes y de forma clara, concisa y compartida. Lo mismo con el feedback de felicitación. Puede que te parezca más fácil, pero en realidad no basta con un “¡buen trabajo!”. El feedback positivo necesita especificar qué se ha hecho bien. A la hora de proporcionar un feedback de mejora, es importante especificar el hábito que no da resultados y orientarlo a un nuevo plan de acción.


Mentalidad comercial y atención al cliente

En según que casos, nos encontramos también con que una de tus responsabilidades puede ser también el área comercial. Posiblemente en tu anterior rol, no estuvieras tan en contacto con los clientes pero ahora sí te corresponde. Posiblemente, necesites ahora lidiar con la comunicación con el cliente, así como de ocuparte de generar una nueva cartera de clientes. Se suele tener poca práctica y formación en estos casos. Pero como todas las habilidades mencionadas anteriormente, se aprenden. Es uno de tus retos.


Aprender bien quién eres como empresa, conocer bien los productos o servicios, identificar la diferencia en relación a la competencia será parte de tu trabajo. Dedícale tiempo a ello. Prepara bien y/o busca ayuda para hacer tus presentaciones y conversaciones con el cliente.

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo